El rival del dropshipping:

impresión bajo demanda

El modelo de negocio del dropshipping está en riesgo de quedarse anticuado o de ser sustituido por otros que son mucho más beneficiosos. Esto ocurre porque, conforme avanza el tiempo, van surgiendo nuevos modelos de negocio, algo que ha ocurrido toda la vida. Las mentes pensantes no paran, así que hemos “enfrentado” al dropshipping con la impresión bajo demanda ¿Lo queréis ver? ¡Empezamos!

procesar pedidos
nuestro negocio

Dropshipping

Se trata de una modalidad de negocio en la que una tienda no tiene que comprar un stock de productos, sino que se lo proporciona un mayorista, el cual se encarga de toda la logística de éstos. De esta manera, no compramos nosotros el producto para luego revenderlo, sino que vendemos un producto y cobramos una comisión por ello, llevándose todo el montante el mayorista. El cliente no nos compra a nosotros, compra al mayorista.

Funciona de la siguiente manera:

  • Creamos una tienda online. Nosotros sufragaremos todos los gastos derivados de la tienda, siendo responsable de su funcionamiento.
  • Un cliente entra en nuestra tienda y compra un producto.
  • Nosotros recibimos el pedido, transmitiéndose éste al dropshipper.
  • El proveedor atiende el pedido en sus instalaciones y lo envía al cliente.
  • Nosotros cobramos una comisión por la venta.

Ventajas

  • No hay que invertir dinero inicial para comprar productos, sino que el dinero que invertimos va destinado a la creación de la tienda online. Como es lógico, no es necesario tanto capital.
  • Podemos ver lo que necesita el mercado, ya que, al no invertir en la compra de productos, podemos ir variando el catálogo de forma flexible.
  • Podemos focalizar el tiempo en nuestra tienda, ya que no tenemos que estar preocupados por el inventario o la logística.
  • Podemos crear una marca, debido al tiempo del que disponemos, como del dinero que podemos reinvertir.

Desventajas

  • No hay control sobre los pedidos porque el cliente compra el producto directamente al proveedor dropshipping. Así que, nos queda confiar ciegamente en nuestro proveedor. Como consejo, haceros a vosotros mismos un pedido para ver cómo funciona el servicio.
  • Margen de beneficio. Al final, sólo cobramos una comisión por la venta, lo que nos obliga a vender muchísimos productos para que el negocio sea rentable.
  • La creación de marca no es sencilla. Como es obvio, no somos fabricantes, por lo que no podemos crear un producto que enfatice con nuestra marca. Esto hace que vayamos a remolque respecto del producto que vendamos.
  • Muchísima competencia. Diría que es la peor desventaja que tiene, teniendo en cuenta que hay muchísimos vendedores en internet haciendo lo mismo, por ello es necesario encontrar un nicho con demanda, pero sin mucha oferta de por medio. Pensad que, cuanta menos competencia, menos dinero hay que invertir en promoción.

Impresión bajo demanda

En inglés llamado Print On Demand (POD), se trata de un modelo de negocio en los que los pedidos se van fabricando según se realicen. Dicho de otra manera, se vende un diseño o concepto, no un producto, de modo que hasta que alguien no haga un pedido, no se comienza a fabricar. En España es conocido como trabajo bajo pedido, pero viene a ser lo mismo.

Con este modelo de negocio no hace falta comprar un stock de productos enorme al principio, bajo tu riesgo y responsabilidad, sino que vas produciendo e invirtiendo según la demanda.

Obviamente, esto no se puede hacer en cualquier sector o en vendiendo cualquier producto, normalmente se suele utilizar en empresas de diseño, copisterías, arte, cultura, etc.

Ventajas

  • Máxima eficiencia. Conseguimos máxima eficiencia y trabajar de forma óptima porque sólo gastamos o invertimos tiempo cuando nos hacen un pedido, no de forma anterior. Aquí no se trata de predecir la demanda que tendremos, se trabaja sobre seguro.
  • El socio se encarga del proceso. No tenemos que comprar la maquinaria necesaria para fabricar el producto, sino que tendremos un socio que se encargue de ese aspecto.
  • Se puede experimentar porque trabajamos según lo que nos pidan los clientes, a los cuales podemos ofrecerles alternativas, por tanto, no estaremos arriesgando nada, ni comprando producto que no sabremos que si vamos a vender.

Desventajas

  • Pérdida de control de los pedidos y la calidad de los productos. Tendremos que confiar en nuestro socio al 100% respecto a la finalización del trabajo.
  • Dependemos del socio en cuanto a la disponibilidad. El gran problema de este modelo de negocio, es la disponibilidad en cuanto a la entrega de producto. En ciertos momentos del año, nuestro negocio puede ser un caos porque no está preparado para una demanda enorme, cosa que suele darse en San Valentín o en Navidad.
  • Más tiempo para procesar pedidos. Por culpa de la disponibilidad, la gestión de los pedidos es mucho peor que un modelo distinto. Estamos hablando de productos que no se fabriquen al instante, sino que necesiten un tiempo (3-5 días) de fabricación. Llegados a este punto, tenemos que hacer malabares para entregar todo a tiempo.
  • Para tramitar las devoluciones de los productos, necesitaremos más personal o un mejor socio, depende de cómo se vea. Así que, hay que elaborar una política de devoluciones que vaya en consonancia con la empresa de nuestro socio.

Conclusion

Dropshippers

Lo que nos queda bastante claro, es que son dos modelos de negocio que atienden a productos completamente distintos. El dropshipping está enfocado a vender productos a granel, muchísimas unidades, etc.; la impresión bajo demanda trabaja mejor con productos no tan demandados, pero que tengan una demanda constante a lo largo del tiempo. Ver Aquí los mejores Dropshippers del mercado.

Aunque se parezca un poco, son totalmente distintos porque se trabaja de forma diferente: en uno tienes un ritmo frenético de venta, en el que hay que vender muchísimo; en otro, el ritmo de venta puede ser muy tranquilo, como puede ser un caos absoluto en ciertos momentos del año.

El mejor veredicto que puedo dar, es que determinéis qué vais a vender y, en base a ello, elijáis el modelo que más os convenga.

PLATAFORMAS DE COMERCIO ELECTRONICO